Suscríbete Flamma Editorial en Facebook

Algunos detalles (La Pedrera 5)

2 de abril de 2012


Si miras hacia arriba, los dibujos de los techos te dejan boquiabierto.


Con una cocina como ésta, lo lógico es que te acabe gustando cocinar. Cosa que a mí por el momento no me ha sucedido.


Cada piso, cada habitación, es diferente. Las carpinterías de las puertas y ventanas están muy trabajadas. Parece que Gaudí no se permitía la pereza.


A modo de mirilla. Puerta de entrada.

Ana