Suscríbete Flamma Editorial en Facebook

Dos de catalanes

22 de febrero de 2011

Era un catalán tan tacaño, tan tacaño, tan tacaño... que estaba soñando que se tomaba un café y se despertó para no pagarlo.

Y era otro catalán tan tacaño, tan tacaño, tan tacaño... que veía la misa por la televisión y cuando pasaban a recoger las limosnas hacía zaping.

Ana